El Método PronoKal® es un método personalizado de pérdida de peso bajo control médico, basado en una dieta proteinada.

 

El objetivo no es sólo la pérdida de peso, sino el mantenimiento de los resultados obtenidos a largo plazo. Para conseguir este mantenimiento se apuesta por la reeducación alimentaria, el apoyo constante de nuestro equipo multidisciplinar y el seguimiento del paciente, incluso una vez alcanzado su objetivo de pérdida de peso.

 

Durante todo el proceso, el paciente cuenta con el apoyo de un completo Equipo multidisciplinar, formado por médicos, nutricionistas, técnicos en actividad física y expertos en coaching (refuerzo emocional), que le ayudará en la consecución de sus objetivos de pérdida de peso, tanto a corto como a largo plazo.

 

Según los últimos resultados del Estudio ProKal, se demuestra una mayor eficacia del Método PronoKal® en la reducción del peso en comparación con la dieta hipocalórica.

 

Cuando nuestro cuerpo asume un peso mayor del que necesita favorece la aparición de muchas enfermedades, sobre todo las cardiovasculares, como la hipertensión y el colesterol. Y no sólo eso, además provoca un estado de ánimo negativo y un bajo tono vital, de manera que al perder el excedente de peso recuperamos el bienestar, la salud y la imagen que deseamos tener.

 

Cuando decidimos perder peso, debemos ponernos en manos de un profesional. Así, el control médico es imprescindible para poder realizar el tratamiento. El médico prescriptor del Método PronoKal® fijará los objetivos de pérdida de peso, comprobará el estado metabólico del paciente y descartará posibles contraindicaciones.

 

El Método se divide en tres etapas: Activa, Reeducación Alimentaria y Mantenimiento. En la primera de ellas, llamada Etapa Activa, cuya duración varía según el peso que se precisa perder, se elimina hasta el 80% del sobrepeso gracias a la combinación de los productos PronoKal® con los alimentos permitidos.

 

En esta etapa el paciente entra en un estado de cetosis controlada, en el que el cuerpo gasta la energía de reserva debido al bajo aporte de grasas e hidratos de carbono, y pierde peso a expensas de la masa grasa, preservando, en cambio, la masa muscular.

 

En la siguiente etapa, de Reeducación Alimentaria, se va perdiendo el peso restante (20% del peso objetivo) mientras se introducen de forma progresiva en la dieta todo tipo de alimentos y, tan importante como esto, se adoptan nuevos hábitos dietéticos y de estilo de vida que ayudarán a mantener el peso conseguido a largo plazo.

 

Durante la última etapa, la de Mantenimiento, se realiza un seguimiento periódico del paciente para ayudarle, una vez alcanzado el normopeso, a mantenerse en su objetivo a largo plazo. Esta etapa se adapta a las características energéticas de cada paciente y combina los alimentos tradicionales con productos de Mantenimiento PronoKal®.